Ventajas de usar baterías de litio en maquinaria de limpieza

Actualmente conviven distintos tipos de baterías en el mercado de la maquinaria de limpieza, pero es la tecnología de litio la que está causando revuelo. A pesar de su coste elevado en comparación con otras baterías, conviene conocer sus ventajas y tenerlas en cuenta a la hora de cambiar las baterías de nuestras máquinas. Ya sean fregadoras, barredoras, barredoras-fregadoras…

Las baterías de litio crecen en popularidad como alternativa para los equipos de limpieza pequeños y medianos. Descubre sus ventajas a continuación y decide si son la mejor opción para tus instalaciones.

No requieren mantenimiento

A diferencia de las baterías de ácido, las baterías de litio no necesitan ser rellenadas con agua. Además, las baterías de litio no pueden abrirse, por lo que no pueden ser manipuladas incorrectamente y tampoco emiten gases o vapores perjudiciales para la salud. Así, el mantenimiento necesario para que las baterías funcionen correctamente es mínimo, y además ya no necesitaremos ofrecer formación a los nuevos operadores para que los niveles de agua siempre sean correctos.

Velocidad y facilidad de carga

Las baterías de litio permiten  cargas más rápidas debido a su estado de carga superior. Esto se traduce en una reducción de los tiempos muertos de la máquina mientras que está estacionada para la carga. En instalaciones con grandes cargas de trabajo, cuanto menores sean los tiempos de carga de las máquinas, más tiempo estarán trabajando.

Además, las baterías de litio pueden ser cargadas según nos convengan. Permiten efectuar cargas intermedias, por lo que no tenemos por qué esperar a que la batería se haya descargado por completo para ponerla a cargar. Así, ya no necesitamos organizar las tareas de limpieza para permitir la carga completa de las baterías entre cada trabajo. Esto también implica una menor formación necesaria para los miembros del equipo.

Longevidad: Mayor vida útil

Las baterías de litio ofrecen una vida útil hasta 3 veces más larga que las de las baterías de ácido, pudiendo llegar hasta los 6 años de duración. Con una vida útil más larga ahorras costes tanto por el cambio de las baterías como por el mantenimiento de las mismas.
 

Top